estrategias para eliminar la culpa

Estrategias para eliminar la culpa de tu vida

La culpa es el sentimiento más inútil que existe para avanzar y disfrutar de tu vida.

Tanto si somos nosotras las que nos sentimos culpables como si le echamos la culpa a otras personas es la forma más ineficaz que existe para disfrutar de una vida plena y satisfactoria.

La culpa es como llevar una pesada mochila a la espalda que no nos deja caminar con soltura, a veces debido al exceso de carga tenemos que detenernos para poder coger aliento y otras veces directamente nos hace perder el equilibrio y nos caemos.

¿Y qué pasa si le damos nuestra mochila a otro? pues que habremos pasado nuestra carga a otra persona y tarde o temprano alguien volverá a pasarnos otra mochila, que nosotras cogeremos claro…¿Lo entiendes? es un camino sin fin.

La culpa es una vía de doble sentido y tanto si la diriges hacia ti como si la diriges hacia otros, el resultado es el mismo, seguirás siendo su prisionera.

Estoy tan convencida de esto, que me he convertido en una transformadora de culpa allá donde voy, empezando por mí por supuesto, y enseñando a quien quiere aprender.

¿Y en qué se puede transformar la culpa? en Libertad.

¿Quieres saber cómo transformar la culpa en libertad?

5 Estrategias para eliminar la culpa:

 

  • La culpa no cambiará el pasado ni me hará ser mejor persona

    Escríbete esto en algún lugar para tenerlo muy cerca y poder leerlo cuando la culpa te aceche.

  • ¿Sintiéndome culpable qué estoy evitando hacer?

    Puede parecerte extraño hacerte esta pregunta de primeras, pero es así, si estás eligiendo sentirte culpable ante algún hecho tienes la ventaja de que mientras te sigas sintiendo culpable no tienes que hacer nada nuevo (miedo a lo desconocido) para salir de esa situación.

    La culpa te estanca, te paraliza y así puedes quedarte con lo que ya conoces (aunque sea desagradable y no te guste), si te haces la pregunta que te propongo y te la respondes sinceramente, entonces te pondrás en acción y dejarás de crearte culpabilidad.

  • Empieza a aceptar en ti misma cosas que has elegido y que sabes que disgustará a otros.

    Puedes elegir una cosa que quieres hacer y sabiendo que no gustará a todos hacerlo de todos modos, tomando conciencia de que hagas lo que hagas jamás vas a gustar a todos, así que apuesta por ti.

    Actuando así estás enseñando a otros a que ellos también pueden liberarse de la culpa.

  • Vive de acuerdo a tus valores prioritarios.

    Verás…si tú conoces tus valores, los más importantes y tomas decisiones en función de ellos, no de los valores de los demás, entonces el resultado es que no te sentirás culpable porque no infringirás tus normas sino que estarás siendo coherente contigo misma y con los demás.

  • Aprender a tratar las manipulaciones.

    Esto que hasta ahora te ha podido parecer un mundo, es tan sencillo como cambiar el tiempo verbal de una frase.

    Con un ejemplo lo entenderás:

    Manipulación: “Me estás haciendo sentirme fatal, ya te vale…”

    Tú: “ya veo que te estás sintiendo mal”

    ¿Ves lo que ha pasado con el verbo? Le devuelves a la persona la misma frase aclarándole que lo que siente es suyo no tuyo. Cuanto más lo practiques antes lo tendrás automatizado y te saldrá sólo.

¡Bienvenida a una vida libre de culpas!

¿Qué te parece lo que acabas de leer? déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí! 

Aquí lo tienes en vídeo:

banerpruebaSuscríbete y recibirás mi boletín semanal gratuito  junto a un PDF muy especial…para conseguir una sana autoestima en 3 pasos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.