mujeres con miedo a hacer daño

El miedo a hacer daño es mentira

¿Alguna vez has dejado de hacer algo por miedo a hacer daño?

¿Te has sentido bloqueada sin saber que hacer porque creías que tenías que elegir entre ser tu misma y hacer lo que sientes o hacer daño a alguien?

¿Sabes realmente lo que es el miedo a hacer daño? ¡una gran mentira que nos han contado!

Si si…igual que la del Ratoncito Pérez, los Reyes Magos y demás, y el caso es que nos lo hemos creído con todas sus consecuencias.

La culpa es la hija mayor del miedo a hacer daño, si consigues ver que hacer daño a otro es imposible, te desharás de la culpa.

Para poder descubrir que el miedo a hacer daño es mentira tienes que saber esto:

Lo que sentimos cada persona es cosa nuestra, quiero decir que somos responsables de nuestras emociones.

Prepárate para lo que te voy a decir porque la primera vez que lo lees puede que lo rechaces de inmediato, ya que es todo lo contrario a lo que has podido pensar hasta ahora, mi recomendación es que leas con disposición de curiosidad.

¡Allá vamos!

Voy a tratar de explicártelo con un ejemplo:

Si sientes dolor cuando una pareja te deja, eso dolor es tuyo, no es consecuencia de que tu pareja te ha dejado como crees, es consecuencia de lo que tú crees que implica que tu pareja te haya dejado.

Ahora vamos a verlo en el caso contrario, en el que ocurre exactamente lo mismo:

Si tú dejas a tu pareja y le duele, ese dolor es suyo, no es consecuencia de que tú le dejes sino de lo que tú pareja cree sobre ello.

Lo que hace que sintamos lo que sentimos (daño, miedo, alegría, entusiasmo…) es lo que pensamos acerca de lo que ocurre.

Sabiendo esto podrás descubrir en tu día a día como el miedo a hacer daño no tiene ningún sentido, ya que tú no puedes hacer daño a nadie porque es la otra persona la responsable de sentir ese daño o no sentirlo.

Y tampoco podrás creer que alguien te está haciendo daño a ti, porque ahora eres consciente de que la única persona que puede hacerse daño a si misma eres tú con tus propios pensamientos.

Estas son algunas de las creencias erróneas que te llevan al miedo a hacer daño o que te lo hagan, míralas para cambiarlas por otras que te ayuden:

  • “Me has hecho daño”
  • “Me siento fatal por lo que me dices”
  • “Me duele tanto lo que has hecho”
  • etc…

En todas ellas puedes ver cómo haces responsable de lo que sientes a otra persona y ahí es donde está el error, recuerda:

Tú eres la única responsable de lo que sientes

¿Qué te parece lo que acabas de leer? déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada, ¡Gracias por estar ahí!

banerprueba

Suscríbete y recibirás mi boletín semanal gratuito  junto a un PDF muy especial…para conseguir una sana autoestima en 3 pasos.

11 comentarios
  1. María
    María Dice:

    Hola Carmen. Es totalmente cierto lo que cuentas. El dolor de la persona es de la que lo sufre, pero sí es verdad que a veces la responsabilidad también está en manos del otro. Es decir, si yo le digo palabras muy feas a alguien y le hiero, yo también tengo responsabilidad de que esté mal, porque podía no haberlo hecho así, podía haber utilizado otro tipo de palabras. Pero claro está que cada uno elige si le va a doler o no, aunque en la realidad muchas veces nos duele y parece que no podemos hacer nada al respecto. Es un proceso de autoconciencia e introspección que lleva su tiempo.

    Responder
    • Carmen
      Carmen Dice:

      ¡Hola María! ¡gracias por aportar! verás a mi forma de verlo si yo le digo palabras muy feas a alguien es la otra persona la que elige sentirse herida o no, entiendes? es lo mismo que si alguien viene y me dice palabras muy feas a mi…yo soy quien decido si siento dolor o no, así es como me dí cuenta de esto.
      Cuando yo me siento herida por algo que me dicen, sé que el tema es mío, la persona que me habla mal en ese momento sólo es el vehículo para que yo me de cuenta de lo que hay en mi.

      María entiendo esa sensación de que algo te duele y parece que no podemos hacer nada al respecto, ahí es donde yo seguí buscando hasta que encontré la solución, es dolor me lo provocaba yo, cuando ves esto todo cambia.
      ¡Gracias Maria! ¡un abrazo!

      Responder
  2. Esther
    Esther Dice:

    Hola, estoy de acuerdo en que tu eres responsable de tus sentimientos en cada momento pero en el ejemplo q pones de que una pareja te deje, aun siendo responsable de ellos, te sigue doliendo o afectando de algun modo. Como gestionas ese dolor??

    Responder
    • Carmen
      Carmen Dice:

      ¡Hola Esther! ójala pudiera ayudarte sólo con unas frases a gestionar tu dolor…¡todo es posible! voy a tocar alguna tecla a ver si suena…
      Tu sabes que tu dolor es tuyo y por tanto tú lo has creado, ¿Y cómo lo has creado? pues a través de lo que piensas acerca de lo que te ha sucedido o sucede, si cambias lo que piensas ( es decir la interpretación de lo que sucede) entonces el dolor se irá, bueno mejor dicho no se va sólo, ¡le echas tú!
      Esther tú eres mucho más grande que tu dolor, no lo olvides.
      Si quieres gestionar tu dolor trabajando conmigo te ofrezco una sesión exploratoria gratuita de 20 minutos por skype para conocernos y aclarar dudas.
      ¡Un abrazo!

      Responder
  3. Ruth
    Ruth Dice:

    ¡Hola Carmen! Sí que tienes razón que nosotros mismos somos responsables de nuestras emociones……..no hay que echarle la culpa a nada ni a nadie……….pero todos nuestros actos tienen consecuencias que afectan a nuestro entorno………a personas………..y aunque nos gustaría ser libres de hacer lo que quisiéramos…………….hay que pensar en cómo lo que hagamos va a influir en otros………..y poner en una balanza el beneficio y el daño………….no sé…………..igual me he enrollado……………..¡encantada de leerte!……….Saludos……Ruth

    Responder
    • Carmen
      Carmen Dice:

      ¡Hola Ruth! No te has enrollado, lo que expones es un tema muy recurrente y una duda que yo tuve durante mucho tiempo…el tema de la balanza..;
      Como bien dices nuestros actos afectan a otras personas (todos estamos conectados) y pensar en cómo(de qué forma exactamente) van a influir en otras personas creo que es una locura, sabes ¿por qué? porque tú no eres esa otra persona, por mucho que creas que la conozcas no puedes decidir por ella lo que pensar, sentir o hacer.

      Cuando decides ser (pensar, sentir y hacer) desde un lugar de comprensión de que cada uno somos responsables de nuestras emociones, pensamientos y acciones, te sientes libre de ser quien eres y sabes que los demás tambien, aquí no hay lugar para las balanzas de beneficio o daño porque sólo hay ser quien eres.

      Este tema es muy interesante, ¡y te contaría mucho más! así que he decidido que haré un post acerca de ello. ¡muchísimas gracias por tu aportación Ruth! ¡un abrazo!

      Responder
  4. Rosa
    Rosa Dice:

    Estoy de acuerdo todo todo todo en esta vida tiene consecuencias y cada consecuencia lleva consigo o dolor o alegría o tristeza ect y esos sentimientos siempre son provocados por algo que hace alguien directa o indirectamente.

    Responder
    • Carmen
      Carmen Dice:

      ¡Hola Rosa! ¡Gracias por compartir! verás lo que yo expongo en éste artículo es que nosotras somos responsables de nuestros sentimientos, es decir que lo que sentimos no es provocado por algo que hace alguien sino por la interpretación que nosotras mismas hacemos de lo que ocurre ¡Un abrazo!

      Responder
  5. feli
    feli Dice:

    ¡Hola Carmen! Este es uno de esos temas que a mi me hacen pensar profundamente y empezar a darle vueltas a todo. Los comentarios anteriores coinciden con mi propia inquietud y tus respuestas me ayudan a comprender mejor tu mensaje.Aún así este tema bien merece más tiempo para analizarlo. Si vuelves a Briviesca, me encantaría que lo incluyeses en tu menú. Un abrazo.

    Responder
    • Carmen
      Carmen Dice:

      ¡Hola Feli! Estoy de acuerdo contigo este tema merece más tiempo que un post, ¡me lo apunto para incluirlo en mi menú! de momento haré otro post de entrante referente al tema de ¿cómo pensamos que lo que hacemos va a influir en otros?; ¡algo fresquito y ligero para el veranito!
      A cerca de la frase de la sabiduría popular, para mi no tiene ningún sentido…no se ni por donde cogerla… te explico: a la pregunta de ¿quien ofende? la respuesta es yo misma, ¿a quien? a mi misma, ¿cuando? cuando me lo permito, la frase quedaría así: yo misma me ofendo a mi misma cuando me lo permito; no se si te habré liado más…jajajaja ¡Graciassss feli por compartir tu opinión!¡Un abrazooooo!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.