como llegar a acuerdos con la pareja

Cómo llegar a acuerdos con la pareja

En la pareja, cómo en cualquier otra relación humana, hay acuerdos y desacuerdos.

Somos personas con diferentes personalidades, diferentes formas de ver el mundo y de vivir en él, así que es lógico que a veces coincidamos y a veces no.

Temas como la educación de los hijos, el dinero, las tareas del hogar o el tiempo libre son áreas cotidianas que pueden convertirse en un campo de batalla o un campo de aprendizaje.

En mi experiencia de 17 años con mi pareja he vivido acuerdos y desacuerdos, y mirando hacia atrás puedo decirte que los mejores acuerdos siempre han seguido el mismo patrón aunque fuese de temas diferentes.

Porque para llegar a acuerdos los temas de conflicto son los de menos, si si…lo que te cuento, puede que te resulte rara está afirmación, pero si pruebas a verlo de este modo tus relaciones con los demás cambiarán, y con la pareja también.

Independientemente del tema del conflicto para llegar a verdaderos acuerdos estos son los puntos que yo practico:

Antes del encuentro (Es la parte más importante):

 

Reflexiona cuáles son tus propuestas y para qué son útiles.

Tómate un tiempo para pensar qué es lo que quieres solucionar y para qué quieres llegar a ese acuerdo.

Para acordar olvídate de tus “porqués” y enfócate en tu “para qué”.

Cuando lo que buscas son razones las encontrarás y el otro tendrá las suyas (y todas son válidas), lo que os ayudará a acordar no son las razones sino la finalidad.

Mantén tu mente Abierta, sin predecir el final del encuentro.

Ten claro que no sabes cuál será el resultado de la conversación, déjate sorprender.

Cuando tu corazón y tu mente se abren para escuchar, jamás sabes qué va a ocurrir.

No vayas con la idea de convencer a tu pareja.

Olvídate de buscar estrategias para convencer en vez de acordar, el resultado de convencer es un frágil acuerdo que acabará rompiéndose porque no es un acuerdo verdadero.

En el encuentro con tu pareja:

 

Escucha verdaderamente al otro (escucha activa)

Esta forma de escuchar es desde el corazón, desde la tranquilidad y la paz interior.

Si estas enfadada o molesta no es momento para llegar a ningún acuerdo.

Elige un momento en el que los dos estéis relajados.

No utilices el intento de acuerdo para gestionar tus emociones, esto es esencial.

Lo que te estoy diciendo es que no esperes al encuentro con tu pareja para gestionar tu frustración, enfado, rabia…, no funciona así.

Llegar a un acuerdo no es lo que te va a traer paz, es al revés desde tu paz llegarás a acuerdos.

Si tu finalidad con ese encuentro es sentirte bien no conseguirás acordar nada fructífero.

Primero es necesario que tú te sientas bien, antes de tratar de acordar con el otro.

Se honesta respecto a lo que piensas y sientes

Cuanto más clarito hables mejor.

¿Qué es hablar claro?

Exponer lo que piensas y sientes acerca del asunto sin rodeos, no le mientas porque cuando le mientes te estás mintiendo a ti misma.

Sólo desde la honestidad es posible el crecimiento, tanto individual como de pareja.

Enfréntate al miedo del dolor.

Si en la conversación llega un momento en el que ves que no estáis llegando a un acuerdo puede que comiences a sentir miedo (a veces disfrazado de rabia o tristeza).

Si es tu caso y te atreves a sentir el dolor de no llegar a acuerdos descubrirás que detrás de ese dolor viene un gran aprendizaje para ti, pero esto no te lo puedo contar con palabras, tendrás que experimentarlo por ti misma.


Gracias a trabajar la responsabilidad consciente cada día me es más sencillo comunicarme con los demás, tanto para llegar a acuerdos como para aceptar los desacuerdos.

Soy responsable de lo que siento y sé que donde hay miedo no hay amor

¿QUIERES CONTINUAR APRENDIENDO? 

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

como calmarse en situaciones de estrés

¿Cómo calmarse en situaciones de estrés?

Calmarse en situaciones de estrés es el resultado de vivir empoderada.

El mundo es impredecible y en el día a día nos encontramos situaciones que nos descentran y nos estresamos.

Antes de meternos en el terreno de cómo calmarte en el momento en el que estás viviendo la situación de estrés quiero compartir contigo una clave esencial que hará que reflexiones y aprendas a relativizar lo que tu consideras estresante.

Lo que yo percibo como estresante para otro no lo es.

Un ejemplo:

Si yo pincho una rueda en un viaje hacia un lugar al que deseo o tengo que llegar para mí se me acaba de presentar una situación estresante.

En cambio si se me pincha la misma rueda otro día en un viaje hacia un lugar al que no quiero ir (un evento religioso al que no quiero asistir) lo interpretaré como una oportunidad para cambiar de planes 🙂

No existen situaciones estresantes, sino percepciones estresantes.

Sabiendo esto…vamos a pasarlo a la práctica diaria con esta estrategia de empoderamiento ¡Voilá!

  1. Independientemente de cómo te hayas sentido, registra en tu libreta personal lo que has considerado como estresante.
  2. Escribe mínimo 3 formas de ver la situación de forma diferente a como lo has hecho (como si fueras otra persona).
  3. Entre una de esas formas de ver, escribe cómo lo interpretaría la persona más positiva que conozcas.
  4. Último paso: Elige cómo quieres verlo y guardarlo en tu cerebro.

Utilizar esta estrategia te guiará en tu camino del Empoderamiento Personal, ¡las ventajas a largo plazo son espectaculares! Aumentará tu capacidad de relativizar cada cosa que te ocurre y de elegir la que más te beneficie ¿se puede pedir más?

Hasta aquí te he mostrado como invertir tu energía para aprender a ver menos estrés en tu vida y en la de otros.

Ahora vamos a enfocarnos en el tema que más te preocupa, el preciso momento en el que estás sintiendo estrés, ese momento que detestas y rechazas porque sientes que has perdido el control de ti misma y parece que el timón de tu barco lo lleva la circunstancia que estás viviendo…¿te reconoces en esto?

¡Vamos allá! Estrategia de calma ante tu sensación de estrés:

  1. Saluda y Siente el estrés, ¡sí! siéntelo, no lo rechaces, dile algo como esto (busca tus palabras):” Hola ¡tú otra vez, ya somos viejos conocidos!”.
  2. Observa qué hace la sensación de estrés en tu cuerpo, ¿dónde se ha instalado?.
  3. Tú eres la dueña de tu casa, así que decide qué lugar darle, es como si haces una fiesta y viene alguien desagradable a tu casa, tú sabes que es tu casa y después de saludarle, y observarle, si comienza a ser desagradable necesitarás ponerle límites. En este caso el límite efectivo para el estrés es la respiración.
  4. Último paso concéntrate sólo en respirar, para hacer esto no es necesario que pongas más límites, no es necesario que te reveles contra el invitado desagradable, sino sólo poner tu atención en inspirar y expirar sin querer que se vaya, lo que estás haciendo es prestar tu cariño y atención hacia el resto de invitados (todo lo que eres tu menos el estrés).

Quiero acompañarte y enseñarte el camino del empoderamiento personal de diferentes formas, esto es lo que te ofrezco:

Te animo a que pongas en práctica ambas estrategias y compartas con esta comunidad de mujeres geniales tus resultados.

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

mujer poderosa y segura de si misma

Día de la Mujer poderosa y segura de sí misma

Se acerca el día de la mujer y quiero celebrarlo contigo con este artículo.

Soy mujer y mi deseo es ayudar a las mujeres a acceder a su verdadero potencial, igual que yo lo hago sé que todas podemos.

Capacitarnos a nosotras mismas para tomar las riendas de nuestra vida es el mejor legado que podemos dejar en este mundo. si vivimos prisioneras de nuestra mente, de nuestras emociones y de nuestros comportamientos no lograremos aportar evolución al ser humano.

Empoderarse es acceder a la mujer poderosa que hay en ti.

Si al leer esto no te dice nada no es para ti, ¡y está bien!, tu misión será otra, sal a buscarla; pero si al leerlo sabes que es verdad y que además es lo que quieres hacer quédate conmigo.

Mi compromiso contigo es compartirte todo lo que he aprendido y que me ha sido útil para vivir el camino del empoderamiento personal es decir cómo desarrollar la capacidad de lograr ser la guía de tu propia vida a través de tu fortaleza interior.

Cuando desarrollas tu fortaleza interior hay un pensamiento que lo delata: “Pase lo que pase, sé que puedo vivirlo”

Como efecto secundario de aumentar tu fortaleza interior la serenidad llegará a ti, ¡es un gran efecto secundario! ¿no crees?

“La serenidad no es estar a salvo de la tormenta, sino encontrar la paz en medio de ella” Tomás de Kempis

El camino del empoderamiento personal para vivir con mayor paz interior, serenidad o tranquilidad (como tú lo llames) es un trayecto que comienza en ti y acaba en ti, esto quiere decir que depende sólo de ti, lo que ocurre a tu alrededor (familia, amigos, trabajo, pareja…) lo utilizarás para continuar aprendiendo, ya no verás obstáculos, sólo aprendizajes.

No creas que la serenidad es un estado de ánimo de paz imperturbable, no…no es eso, si pretendes agarrarte a la paz interior cuando la sientes lo que estás haciendo es desempoderarte…precisamente cuando vives empoderada sabes que todas las emociones son valiosas.

También sabes que la vida es cambio y que si quieres estar viva tendrás que estar dispuesta a ¡vivirlo!

Desarrollar tu fortaleza interior es aumentar la seguridad y la confianza en ti, en los demás y en la vida; y es a través de estos cimientos desde donde lograrás acceder a tu serenidad.

Puede que por el hecho de ser mujer hayas sido educada creyendo que no eres capaz de cuidar de ti misma, que necesitas ser buena y portarte bien para ser querida, es muy probable…sólo tienes que leer algo de historia acerca de cómo vivía la mujer hacer apenas 1 siglo, es decir que tu madre, abuela, bisabuela…fueron educadas así, pero siempre hubo mujeres valientes que se dieron cuenta de su fortaleza interior y cambiaron la historia, ¿Te sientes una de ellas?

Todas tenemos el potencial de sentirnos realizadas y satisfechas con nuestra vida, yo decidí hace 5 años que esto era lo que quería, esto ha implicado salir de mi zona de confort en todas las áreas de mi vida, lo cual al principio es doloroso porque aparece la confusión, las dudas, la incertidumbre…hasta que aprendí a aprender del dolor.

Llega un momento en el que sabes que el dolor es la puerta de entrada a la sabiduría que hay en ti, no lo rechazas sino que aprendes a través de él y así aumentas tu fortaleza interior, ¡vivirlo es una maravilla! ¡te sientes tan poderosa!

Pero no es un poder que necesites demostrar, no se trata de eso, es el verdadero poder que no necesita ser reconocido por otros, aunque cosas de la vida… lo será, aunque tú no lo busques.

Para ti, que me has acompañado leyendo este artículo,¡tengo un sorpresa!:

Si estas suscrita a mi blog (sino puedes hacerlo abajo) el día 8 recibirás un mail con un regalo.

Quiero acompañarte y enseñarte el camino del empoderamiento personal de diferentes formas, esto es lo que te ofrezco:

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

mensaje para tu autoestima

¿Donde está la respuesta a mi pregunta?

¿Tienes preguntas a las que no sabes cómo responder?

En la época que estamos viviendo, en la que hay tanta información a nuestro alcance y de una forma tan accesible, seguimos teniendo preguntas a las que no encontramos respuesta.

Hoy quiero compartir contigo una forma diferente de buscar las respuestas a lo que quieres resolver.

El mundo en el que vivimos es un mundo de símbolos, por lo que cada uno percibimos lo que ocurre de una forma específica, es evidente que ante el mismo hecho cada persona lo interpretará según su propios mapas mentales, su forma de ver.

Cuando sabes que los sucesos no son ni así ni asao, sino “asinsao”, es decir una interpretación propia hecha a partir de todos los símbolos disponibles, puedes jugar a: “Encontrando Respuestas”

Este juego tiene como finalidad divertirse para obtener la respuesta que andas buscando.

Las reglas del Juego son estas:

  • Estar dispuesta a obtener la respuesta
  • No necesitar el esfuerzo (mucho trabajo) ni mucho tiempo para resolver
  • Renunciar a la seriedad (autoimportancia)
  • Apertura a lo que llegue.

Instrucciones de “Encontrando Respuestas”

  1. Escribe la pregunta
  2. Detectar el problema general que quieres resolver
  3. Busca un profesional que se maneje en tu problema pero no de forma literal, sino simbólica o metafórica.
  4. Hazle la pregunta y escucha la respuesta
  5. Aplícate la respuesta, dándote por respondida y agradecida

Ejemplo de “Encontrando Respuestas” 

  1. ¿Qué dirección tomar a nivel profesional? ¿Hacia dónde ir?
  2. Problema de “dirección”
  3. Un cartero sabe de direcciones, de hecho conoce muchas.
  4. Le pregunto al cartero: Verás no se hacia dónde ir, hacia que dirección ponerme en marcha, tú que sabes de direcciones podrías decirme ¿cómo sabré cual es la dirección correcta?. El cartero responde: todas las direcciones son correctas.
  5. Aplicación de la respuesta: No hay una dirección mejor que otra, elijo y adelante.

Este juego es una solución económica y divertida para ir resolviendo preguntas que a todas nos van apareciendo en la vida antes o después, también tienes la opción de contratar los servicios de un profesional especializado en ese problema de forma literal (en el caso del ejemplo podría ser una coach personal como yo que te acompañe a que tú misma accedas a la respuesta), tú eliges la forma.

¿Cuántos programas adelgazantes existen? miles…¿verdad? y ¿Cuándo adelgazas? cuando realmente has tomado la decisión de hacerlo, no es la dieta o el programa quien consigue adelgazar, ¡eres tú!, el resto son herramientas y a través de ellas conseguimos materializar el cambio que ya hemos decidido previamente.

En el caso del ejemplo, el cartero es la herramienta y en un proceso de coaching yo soy la herramienta ¡selecciona las herramientas que te gusten y a jugar!

Quiero acompañarte en tu camino hacia la Paz interior a través del empoderamiento personal de diferentes formas, esto es lo que te ofrezco:

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

que hacer cuando las cosas no salen como quiero

Qué hacer cuando las cosas no salen como quiero

¿Frustrada? ¿Cabreada? o ¿Triste? cuando las cosas no salen como quieres.

¡Bienvenida al planeta tierra! eso significa que eres un ser vivo, más concretamente un ser humano.

Estoy escribiendo este artículo porque para mí ha habido un antes y un después desde que aplico la estrategia que voy a compartir contigo.

Comenzamos por dos puntos importantes que seguramente ya conoces, pero que te animo a que los leas detenidamente y los hables con otras personas para que no sólo los sepas, sino que formen parte de tus esquemas mentales.


Primer punto:

Las cosas no son como espero que sean, las cosas son como son.

Cada una percibimos la realidad de forma diferente , es decir que ante un mismo hecho lo interpretamos de forma personal dependiendo del color de las gafas con las que miramos cada una.

Si nos quedamos sólo con la forma de mirar subjetiva de cada una y obviamos la objetividad de los hechos no lograremos aceptar la situación tal y como está ocurriendo.

Y si no aceptamos las situación tal cual es, aparecerá el cabreo o la tristeza que si te llevan a la aceptación genial, el problema viene cuando te llevan a una espiral sin fin de la que no aprendes nada y así no lograrás avanzar.

Un ejemplo:

Quiero aprender una nuevo hábito, por ejemplo “Tener una alimentación sana”

Mirada subjetiva: “Debo alimentarme con más frutas y verduras y menos productos procesados y azúcares”

Datos objetivos ( medibles): Todos los días por la noche me como una tableta de chocolate.

En este ejemplo se puede ver claramente que las cosas no son como esperamos que sean, sino que son como son, los datos objetivos son los que nos abren la puerta para poder realizar los cambios que deseamos en nuestra vida.

En los casos más extremos se ve más claramente y es aplicable para todos, una persona adicta al alcohol no logrará dejar esa adicción hasta que no reconozca los hechos objetivos de que bebe todos los días y de que lo necesita, ¿lo ves?

Apuntar los hechos en una libreta es una estupenda forma de poder observarlos tal cual son, aceptar esa realidad puede ser doloroso al principio, pero lo es mucho más vivir en una espiral sin fin de enfado y tristeza.


Segundo punto:

Aceptar no es conformarse

Si crees que para conseguir tus objetivos debes luchar por ellos, lo que vivirás es precisamente eso: una guerra y qué emociones aparecen en la guerra…pues ya sabes ira, tristeza…y demás amigas guerreras.

Hay personas que tienen miedo a aceptar lo que sucede porque piensan que entonces eso significaría conformarse (yo fui una de ellas), pero lo que ocurre es que nunca han sentido la verdadera aceptación de los hechos objetivos que te impulsa hacia delante sin marcha atrás.

De hecho, es la aceptación de los hechos la que te hace salir del conformismo oculto que estás viviendo, te dices a ti misma: “No consigo lo que quiero pero sigo luchando y lucharé lo que haga falta” lo que significa “me conformo con una vida de lucha, en vez de con una vida satisfactoria y feliz”

Este proverbio budista lo expresa claramente: “En verano hace calor y en invierno hace frío”, aceptar este hecho no es conformarse, al contrario…aceptar estos datos medibles te impulsa a no luchar contra lo que ocurre sino a utilizarlo en tu beneficio.

Bien, ya tienes la teoría (conjunto de ideas que aceptas como válidas para ti) pero si te quedas sólo con esto, a la hora de la verdad seguirás cabreándote o poniéndote triste cuando algo no sale como quieres, ¡ahí que pasar a la acción!


Estrategia para aplicar cuando te ocurre algo que no quieres

Esto es lo que me digo cuando sucede algo que no quiero:

¿Qué estoy sintiendo? ¿Esto que estoy sintiendo que me dice de mí? ¿Qué hecho no estoy aceptando?

Y después importantísimo: “bien y con esto que ha pasado (dato objetivo) y lo que he visto de mi…¿qué quiero hacer yo?

Para aprender a hacer esto al principio necesitarás pararte e invertir un tiempo para hacerlo, poco a poco lo vas a ir haciendo más automático, y para cuando te quieras dar cuenta habrás alcanzado tal capacidad de aceptación de la vida que te resultará muy extraño ver cuando otros no lo hacen.

¿Quieres que te acompañe a salir de esa espiral? Si crees que ha llegado el momento de cambiar contacta conmigo para una sesión exploratoria gratuita por skype o telefónica.

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

Amarte a ti misma

Amarte a ti misma

¿QUE ES AMARTE A TI MISMA?

Amarte a ti misma es felicidad en ti misma

Puede que te hayas dado cuenta de que si tu felicidad depende del exterior, y el exterior no es como tu deseas…tu felicidad se va al traste,  es decir no lograr tus sueños significa no poder ser feliz.

Al ser consciente de esto tienes dos opciones:

  • seguir por el camino de la búsqueda de la felicidad a través del logro de tus sueños y objetivos
  • seguir por el camino del quererte a ti misma mientras avanzas hacia tus sueños y objetivos

Quiero contarte a donde te llevan cada uno de esos dos caminos y así puedas elegir con más información, yo he transitado por ambos y esto que voy a compartir contigo me hubiera resultado muy útil en esos momentos en los que ves que no consigues lo que quieres y eso te hace sentir fatal.

¡Ojala te inspire para elegir el camino de la verdadera felicidad!

Objetivos en los que ponemos la posibilidad de ser felices:

  • tener una pareja que me quiera
  • tener buenas amigas que me apoyen y me valoren
  • tener un buen trabajo que me dé seguridad

Con el tiempo esos objetivos cambiarán de enunciado como:

  • Encontrar una pareja con quien compartir la vida y aprender juntos
  • Tener relaciones de amistad auténticas y basadas en la libertad y respeto mutuo
  • Trabajar en lo que me apasiona
  • o lo que sea que para ti este asociado a tu felicidad…

Cuando estás en este camino de querer lograr tus objetivos para ser feliz, pueden pasar dos cosas, que consigas tu objetivo y después te busques otro, y luego otro, y otro…para tratar de llenar esa insatisfacción con la llamada felicidad o también puede pasar que no logres tu objetivo y ahí te llegue la frustración y desesperación del fracaso.

Después de haber vivido ambas situaciones, puedo decirte que lo mejor que te puede pasar es que no logres tu objetivo.

¡Sí! es un regalo inmenso que no lo consigas, aunque cuando te ocurre no lo sientas así.

Mientras vas proponiéndote objetivos y los vas alcanzando como medio para encontrar la felicidad lo que estás haciendo es posponer lo inevitable.

Es como tratar de arreglar una gotera recogiendo el agua con cubos, tarde o temprano los cubos se llenarán y aunque vayas cambiándolos cuando están llenos, llegará el día en el que te cansarás y mirarás hacia arriba para ver la gotera y pondrás todos tus recursos para arreglarla, de esa manera utilizarás los cubos para poner plantas bonitas o para llevarle agua a quien le hace falta o para cualquier cosa que quieras hacer.

Llegará un día en el que no alcanzarás tu deseo (poner un cubo) y ese día tendrás una crisis existencial en la que tienes la oportunidad de replantearte quien eres, cómo vives y para qué estás aquí (mirar la gotera y solucionarla) o podrás lamentarte de tu situación y enfadarte con el mundo (mojarte esperando tener otro cubo) sólo tú puedes elegir en esto.

Si eliges arreglar la gotera, no tirarás los cubos, los utilizarás para poner plantas bonitas o para llevarle agua a quien la necesite o para cualquier cosa que quieras hacer.

Una vez miras dentro de ti para encontrar la felicidad y ves cómo amarte a ti misma es felicidad en vena, seguirás planificándote objetivos y logrando sueños (utilizarás los cubos) sólo que ahora tus sueños y objetivos nacen desde la alegría interior no desde la insatisfacción personal.

Llegado a este punto que sabes o intuyes que la felicidad que buscas está en amarte a ti misma, te preguntarás pero ¿cómo se hace eso? cuando yo comencé este camino te aseguro que no tenía ni idea de la respuesta, pero hacerte la pregunta te lleva tarde o temprano inevitablemente a responderte

¿CÓMO ME QUIERO A MI MISMA?

Aceptándome tal cual soy ahora

Te amarás cuando te aceptes tal como eres, cuando aceptes lo que piensas, lo que sientes y lo que haces.

Aprender a ser honesta contigo misma te dará la mayor libertad y confianza que jamás hubieras soñado.

Puedes comenzar por hacer una lista de las cosas que te dan vergüenza de ti misma, las cosas que no quieres que los demás sepan porque crees que así no te respetarán, querrán o valorarán, y dándote cuenta de que realmente no son motivo de vergüenza ¡no lo son!

Cada persona tenemos nuestras cosas, no hay nadie que sea perfecto en todo para todos, principalmente porque es imposible pero eso es tema de otro artículo, no me quiero alargar…si no estás dispuesta a seguir yendo a por cubos para recoger el agua y ha llegado el momento de encontrar la verdadera Felicidad-Amarte-Aceptarte estoy encantada de enseñarte.

Aprende más en mi grupo privado de Facebook, ¡ES GRATIS!

 

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

 

gratitud barómetro de autoestima

La gratitud es el barómetro de una sana autoestima

Sabiduría reveladora directa al corazón:

No se puede estar agradecida y ser desgraciada al mismo tiempo, son estados incompatibles, así de sencillo cuanto más practiques la gratitud en tu vida menos desgraciada serás ¿qué te parece?

¿Cuantas veces al día te das las gracias, se las das a otra persona o a la vida?

¡Espero que un montón o más!

Y como en el resto de asuntos verdaderamente importantes en la vida, otra vez es una cuestión de elegir, es una elección personal: ¡Tú decides! ¿Desgraciada o Agradecida, cuál es tu camino?

Porque sí, el agradecimiento es un camino, una forma de ser y estar en tu vida, es una forma de expresarte hacia ti misma, hacia los demás y hacia lo que te sucede en la vida.

¿Ya has elegido?

Agradecer es un medio y un fin en sí mismo, ¿recuerdas esa sensación que recorrió tu cuerpo cuando te sentiste agradecida por algo que ocurrió? esa energía te eleva, te hace crecer y lo más importante te lleva de la mano hacia el amor y te aleja del miedo.

Circunstancias excelentes para usar el milagro de la Gratitud:

  • Si crees que tu autoestima no está como quisieras,
  • Si la inseguridad te está dando problemas,
  • Si te falta confianza en ti misma,
  • Si te cuesta confiar en los demás,
  • Si sufres por lo que te sucede o por lo que les sucede a otros,
  • Si te sientes estancada en alguna área de tu vida,
  • Si estás viviendo una situación con demasiada insatisfacción.
  • Si algo dentro de ti te dice que la gratitud es tu camino de crecimiento personal
  • Si adoras esa sensación y quieres que esté presente en tu vida.

Podría seguir con la lista…y sería infinita…porque tengo la certeza de que toda circunstancia es idónea para practicar y saborear la gratitud.

El agradecimiento es una medicina del alma, del cuerpo y de la mente, lo cura y lo sana, ¡y no tiene efectos secundarios! de pocas medicinas se puede decir esto ¿verdad?, bueno si hay un efecto secundario (sólo uno):

Efecto secundario de la Gratitud: Perderás la habilidad de ser desgraciada

¡Gracias por haber leído hasta aquí!

Por hacerlo quiero regalarte una clave esencial para mejorar tu capacidad de agradecimiento, esta clave me llegó en forma de comprensión abrumadora después de un curso de fin de semana de autoconocimiento personal con un gran maestro ¡Gracias Luis Emilio Oliver!

Volviendo de Valladolid a Burgos conduciendo mi coche, eran tantos los aprendizajes de mi misma que estaba desorientada y revuelta, y en medio de esa confusión se hizo la luz y me llegó esta clave que hoy comparto contigo, sé que es muy valiosa porque cuando algo me llega de esa forma siento como la verdad recorre mi cuerpo en forma de unas cosquillas interiores que me dicen que lo que acabo de descubrir es muy poderoso.

¿La quieres? Con cariño para ti:

Lo que no valoras no puedes agradecerlo, parece obvio pero no lo es…vuelve a leerlo y quédate un rato reflexionando para ver su profundidad y sabiduría, comprender esto te da la herramienta ideal para tomar consciencia del valor que te das a ti misma (autoestima) y del valor que le das a los demás.

Sólo somos capaces de agradecer lo que valoramos, si no valoras a los demás no puedes sentir agradecimiento, si no te valoras a ti misma no puedes sentirte agradecida, si no valoras los sucesos de la vida no puedes agradecer estar viva.

La gratitud es un barómetro de tu autoestima, observando tu capacidad de agradecer puedes medir cómo está tu autoestima y ponerte manos a la obra para mejorarla ¿cómo? poniendo el foco en agradecer todos los días algo de ti , de los demás y de la vida, así aprenderás a valorarlos y a valorarte, hasta que un día te des cuenta de que sólo puedes valorar en otros lo que valoras en ti, ese día se te vuelve a abrir otra puerta pero eso es tema de otro artículo…

Si lo que has leído te ha gustado quiero acompañarte y apoyarte en el camino del empoderamiento personal de diferentes formas, esto es lo que te ofrezco:

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

no existen personas egoistas

No existen personas egoistas

No existen personas egoístas, sino comportamientos concretos egoístas.

Las personas no somos egoístas, ni somos altruistas, eso son sólo etiquetas que nos ponemos para contarnos nuestra historia personal.

Las personas somos mucho más que esa etiqueta u otra que nos pongamos (soy valiente, perezosa, rebelde, tranquila…), lo que hacemos cuando nos ponemos una etiqueta es limitarnos a vernos de esa manera y no de otra.

Cuando la etiqueta que nos ponemos nos ayuda a avanzar perfecto, cuando la etiqueta que nos ponemos nos impide desarrollarnos es cuando vienen los problemas.

¿Qué es un comportamiento egoísta?

Es sencillo y fácil de recordar: es cualquier comportamiento o acción encaminada a querer cambiar a otra persona.

Y aquí se incluyen los comportamientos dirigidos a ayudar a una persona para que cambie cuando ella no te lo ha pedido, en el caso de la educación de los niños son comportamientos dirigidos a cambiar alguna etiqueta que previamente se le ha puesto al niño.

Tipos de comportamientos egoístas:

  • Quejarte de algo que hace alguien
  • Criticar a otra persona porque no hace lo que tu consideras que debería hacer
  • Culpar a otra persona de algo que tú sientes
  • En definitiva cada vez que te pilles intentando cambiar a otro estas teniendo un comportamiento egoísta y ahora viene lo mejor que probablemente no te esperes…

¿Con mi comportamiento egoísta a quien estoy perjudicando?

¡Pues a ti misma! cada vez que te quejas, criticas o culpas a otro para que sea como tú crees que sería mejor te llenas de conflicto, angustia, tensión, confusión y todas las demás “lindezas”que hacen que vivas prisionera de ti misma, tratando de cambiar a otros y olvidándote de la única persona a la que si puedes cambiar, a ti misma.

Pensar en ti no es ser egoísta  

Verás…si tú no te atreves a vivir cuidándote y respetándote, no lo hará nadie por ti.

¿Te imaginas una vida pensando en otros y esperando que alguien piense en ti? ¡es una locura!

¿No sería mejor que cada uno fuera responsable de sí mismo y desde ahí compartirnos con otros?

Yo he elegido cuidar de mí y enseñar a quien quiera aprender a cuidarse, no todos quieren ¡y está bien!, cada uno elige que vida quiere vivir y yo no tengo ni idea de qué es lo mejor para cada uno en cada momento, lo que sí que sé es cual es lo mejor para mí y por eso es ahí donde actuó.

Cientos de mujeres a las que he ayudado con mis cursos o a nivel personal a vivir con mayor libertad interior, llegan con multitud de etiquetas que les oprimen y no les dejan respirar.

Esta es una de las etiquetas que más les bloquea:

“Si pienso en mi soy egoísta”

A partir de ahora recuerda esto para ti, para tu familia, tus hijos e incluso para las personas que no conoces:

Cuidarte no es egoísmo y para cuidarte necesitas pensar en ti. 

Además y esto es importante: cuando crees que estás pensando en otros…sorpresa!!! lo que realmente estás haciendo es pensar en otros desde tu percepción, es decir estás pensando en otros desde lo que tú crees acerca de ellos.

Es decir:

Cuando crees que estás pensando en otros lo que estás haciendo es pensar en ti pero con el foco puesto en lo que no depende de ti

Resultado: Escribe tu misma a donde te lleva esto….. ¡y atrévete a pensar en ti porque de todas formas lo estás haciendo!

Te ofrezco mi herramienta personal que utilizo para cambiar mis comportamientos egoístas (Querer cambiar a otra persona), es una de las más importantes en mi camino de empoderamiento personal para vivir con mayor libertad, paz, amor y alegría.

  1. Darme cuenta de mi comportamiento egoísta, suelo detectarlo cuando siento rabia, miedo o tristeza, lo que hay detrás de esas emociones es una no aceptación de la persona tal cual es.
  2. Después de darme cuenta elijo aceptar a la persona y poner el foco en lo que depende de mí en esa situación

Si quieres continuar aprendiendo, puedes ser parte de mi GRUPO DE FACEBOOK GRATUITO, donde estoy compartiendo los conocimientos que me han llevado a avanzar con paz y lograr mis sueños.

 

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

nadie puede robarte tu energía

Nadie puede quitarte tu energía

¿Sientes que alguna persona te quita la energía?

Yo misma hace tiempo creía que existían ciertas personas que me robaban la energía.

Cada vez que perdía energía a su lado estaba convencida de que era porque esas personas eran tristes, quejicas, malhumoradas, angustiadas, envidiosas, celosas, violentas, malas personas…en definitiva lo que algunos autores llaman “Gente Tóxica”

Ir con un escudo para defenderte de las llamadas “personas tóxicas” es muy muy cansado y lo principal:

  • Mientras tengas un escudo de defensa, significa que estas en guerra.
  • Si quieres paz en tu vida necesitas darte cuenta de que no necesitas escudo

Lo que te voy a decir ahora es probable que te rompa los esquemas, pero te aseguro que es lo mejor que te puede pasar:

LA GENTE TOXICA NO EXISTE

En mi camino de Empoderamiento Personal un paso de gigante fue darme cuenta de que la gente tóxica no existe.

Al vivir desde la responsabilidad de que lo que siento, pienso y hago son mis propias elecciones, había una idea que chocaba con esto y era la idea de que otros pudieran robarme la energía.

Si yo soy responsable de lo que siento ¿Cómo puedo echarle la culpa a otro de que me robe la energía? no encaja…aquí se cortaba mi libertad interior…algo a lo que no estaba dispuesta.

Tenía que haber otra forma de verlo para poder seguir aumentando mi libertad y así avanzar y disfrutar del estilo de vida que deseaba, y cuando una se hace la pregunta ya no hay vuelta atrás…la respuesta acaba apareciendo.

¡Y apareció! ¡Ajá! De repente pude verlo claro:

NO EXISTEN PERSONAS TOXICAS SINO PERCEPCIONES TOXICAS SOBRE PERSONAS

¡Bendita liberación! Después de darme cuenta de esto, sabía que cuando sentía que alguien me estaba robando la energía, lo que realmente estaba ocurriendo era que yo misma me estaba restando energía pensando y juzgando sobre lo que otra persona decía o hacía.

Eso significaba que yo podía elegir no restarme energía cambiando la percepción que tenía acerca de la otra persona, y no he parado de practicarlo desde que lo sé, es maravilloso vivir sabiendo que todos somos geniales y que en nuestra mano está descubrirlo.

Te voy a revelar un paso muy sencillo para cambiar tu percepción acerca de otra persona para cuando lo necesites:

Imagínate que estas ante esa persona que crees te roba la energía, bien pues ante lo que diga o haga esa persona en tu presencia, este es el pensamiento que te devolverá tu poder sin quitárselo al otro:

LO QUE PIENSA, DICE Y HACE ESTA PERSONA ES SU PERCEPCIÓN, NO LA MÍA

Después de pensar esto, ¡actuarás como tú desees en ese momento y con tú energía intacta!

A muchas de mis clientas de Coaching Personal les sugiero al comienzo del proceso que hagan una lista de las cosas que les dan energía, para comenzar el camino del empoderamiento personal, es una forma de empezar a coger fuerza para después poder darte cuenta de que no son las cosas las que te dan la energía sino cómo tú las percibes.

Yo comencé de esta forma hace 4 años, buscando que es lo que me daba energía y ahora ayudo a otras mujeres en su desarrollo personal hacia una vida empoderada, libre y feliz.

Quiero acompañarte y apoyarte en este camino de diferentes formas, tú eliges cual prefieres ahora:

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!

Empoderarse es creer en ti

¡Empoderarse es Creer en ti!

Esto es lo que se pregunta una mujer que tiene las riendas de su vida:

Mujer Empoderada: ¿Qué quiero aportar al mundo?

Y esto es lo que se pregunta una mujer que no cree en si misma:

Mujer Desempoderada: ¿Que quiero que me aporte el mundo?

La pregunta con la que te identifiques te revelará en que situación estás en este momento.

Antes de que te pongas a juzgar tu respuesta… (somos muy rápidas en esto:)) lee lo siguiente:

Empoderarse es un camino no un destino, no existe un final, no existe un día en el que digas ya lo he conseguido y ahora a otra cosa mariposa, no funciona así.

Existe un principio ¡eso sí! el comienzo es una decisión firme por tu parte de querer transitar por este camino, pueden ser muchos los motivos que encuentres para hacerlo pero hay uno que es esencial, y es este: ¡Porque te llama!. Igual que a un violinista le llama el violín, a un cocinero la cocina y a un maestro sus alumnos, a una mujer empoderada le llama la idea de tomar las riendas de su vida, de poner el foco en cambiarse a ella misma para lograr una vida plena y satisfactoria.

Yo tomé la decisión hace 4 años y cuanto más aprendo a empoderarme más veo que no hay límites en este camino, por eso sé que no es un destino, es como cuando has aprendido mucho de un tema y te das cuenta de que sólo es el principio de todas las posibilidades que se abren ante ti.

El resultado más importante de empoderarse es la satisfacción personal de saber y sentir que estás donde quieres estar. Y otros resultados son:

  • Más libertad
  • Más Alegría
  • Más Comprensión
  • Más Paz
  • Más Amor
  • Más Éxitos
  • Más Claridad
  • Mejores Relaciones Personales

¿Cómo puedes valorar si consigues todo esto? Utilizando tu mente científica (que todas tenemos) estos son los pasos:

  1. Tomando conciencia de cómo estás a día de hoy respecto a estos resultados (datos objetivos)
  2. Eligiendo en cual quieres avanzar
  3. Escribiendo en un diario personal los datos diarios respecto a tu elección.
  4. Comparar los datos de hace un tiempo (pueden ser de hace 1 mes o de hace 1 año ) con los de ahora.
  5. Saborear los resultados y seguir tu camino de empoderamiento.

Recuerda que el tipo de preguntas que te hagas marcará la diferencia de estar en el camino del empoderamiento o del victimismo, yo me quedo con esta:

¿Qué quiero aportar al mundo?

¿Quieres las Claves que yo he utilizado para creer en mi? pues escucharlas en este VÍDEO de 11 minutos.

Quiero acompañarte y apoyarte en este camino de diferentes formas, tú eliges cual prefieres ahora:

¿Alguna aportación? Déjame tus comentarios y dudas aquí abajo y te contestaré encantada; Si te ha parecido útil compártelo con los botones de abajo en las redes sociales. ¡Gracias por estar ahí!