Quiero dejar de complacer a los demás

Arrancando el 2016 ¡Adelante!

Ya está aquí el 2016, y ha llegado para quedarse…exactamente 366 días, ¡sí! es año bisiesto.

Nuestro calendario tal como lo conocemos se lo entregó un tal Sosígenes a Julio Cesar en el año 48 a.C, antes de eso el ser humano medía el tiempo de otras formas, ¡quién sabe! a lo mejor dentro de unos años alguien lo vuelve a cambiar y los años actuales duran 20 años…¿te imaginas? 100 años de ahora equivaldrían a 5 años.

Ya no existirían la crisis de los 30, los 40, o los 50…pero seguro que nos inventábamos otras crisis…

Las crisis son el resultado de una percepción negativa ante un cambio ¿y quién es la persona que percibe? pues nosotras, ¡está claro!

Tú eliges tu percepción a los cambios, eso depende de ti, lo cual es maravilloso porque pone de manifiesto todo nuestro poder, ¡que es enorme!

Descubrir tu poder interior te empodera, vivir con serenidad, alegría y amor depende de ello.
Cuando te sientes impotente y te das poco valor, las emociones desagradables como la angustia y los miedos se apoderan de ti.

Una de las acciones que más nos desempodera es complacer a otros sin querer hacerlo:

Deja de complacer a los demás, sé que temes hacer daño si no respondes a las peticiones de otros pero eso no es posible, el daño te lo estás haciendo a ti cuando dejas de ser tu misma para ser y hacer lo que desean otras personas.

Si complaces a otros cuando en realidad no lo deseas, lo que estás haciendo es tragar poco a poco una pequeña dosis de veneno que tú misma estas fabricando, esto va quitándote la energía, cada vez que tragas te irás sintiendo más y más cansada, hasta que un día puede que caigas enferma y te preguntes por qué.

No complacer a los demás no significa ser egoísta, escríbelo en algún lugar donde puedas verlo a menudo.

Ser egoísta es querer y hacer cosas para que otra persona cambie y sea como tú quieres que sea.
Es no respetar y amar a cada uno como es e intentar continuamente que se adapte a ti y tus deseos.

Complacer a los demás no te convierte en mejor persona, escríbelo en otro lugar donde puedas acceder a ello cada vez que lo necesites.

Las personas más respetadas, valoradas y que han hecho grandes contribuciones a la sociedad son aquellas que han obrado con pasión y disfrute en su vida, no aquellas que andan por ahí complaciendo a otros y quejándose después.

Todo comienza siendo sincera contigo misma, obsérvate cuándo y a quién complaces sin querer hacerlo y después acéptalo, no te castigues por ello (así no funciona), aceptarlo es el primer paso para poder cambiarlo y después elige a quién y en qué momento vas a dejar de complacer para ser tú misma.

El nuevo año 2016 se abre ante ti con infinitas posibilidades para descubrir y ser consciente de tu poder personal, dejando atrás la frustración, el cansancio, la impotencia y el malestar.

En el botón de abajo tienes una de esas posibilidades si deseas que te acompañe a conseguirlo, quiero hacerlo porque yo ya pasé por ahí y disfruto enormemente ayudando a otras personas a lograrlo.

 

2 comentarios
  1. OLI
    OLI Dice:

    Genial Carmen! Me voy a ahorrar la crisis de los 50 y ya tendré las crisis cuando me de la gana!!
    Tu exposición clara y profunda me ha llegado de verdad, y quiero compartir con vosotras mi reflexión: las acciones complacientes solo benefician autenticamente a todo el mundo cuando las hacemos desde la conciencia de que voluntariamente queremos hacerlo, evitando las expectativas y el reproche.
    Y este comentario lo hago desde la consciencia de mi voluntad, sin pretender ser complaciente… Gracias Carmen.

    Responder
    • Carmen
      Carmen Dice:

      Oli! jajaja! Me encanta lo de “ya tendré la crisis cuando me de la gana”, eso sólo es posible si eres una mujer empoderada y sé que tu lo eres.
      Gracias por tu reflexión y tu humor tan genial, ¡totalmente de acuerdo!, yo lo resumiría así: todos nos beneficiamos cuando hacemos las cosas que realmente queremos hacer.
      ¡Un abrazo enormeeeee hacia el norte!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.